Cien años de un encuentro

El año 2012 se cumplen cien años del encuentro de Antonio Machado con Baeza y de esa ciudad con el poeta o, lo que es lo mismo, cien años de su vuelta a Andalucía tras su estancia familiar en Madrid, sus viajes a París y sus años de profesor en el Instituto de Soria. Dada la importancia que la estancia del poeta tuvo para la poesía española, esta convencional circunstancia se va a convertir en una fiesta de la cultura y en ocasión de celebración del poeta, de su encuentro con la ciudad y de su inagotable obra. Para ello, el Ayuntamiento de Baeza, en colaboración con otras instituciones locales, universitarias, autonómicas y nacionales, ha decidido promover a través de una comisión ciudadana una serie de actividades con las que celebrar este centenario, procurar la difusión de la obra del poeta, muy especialmente entre nuevos lectores, además de cultivar su memoria dado que ha sido ejemplo y lección tanto en el dominio de la creación literaria como en el plano de su responsabilidad civil. Por otra parte, esta celebración resulta necesaria ya que la estancia de Antonio Machado en Baeza provocó en él uno de los periodos más fecundos y profundos de su actividad literaria. El contacto con ese trozo andaluz de la realidad española dio como resultado una producción a todas luces importante, reconocida como tal por la generalidad de los críticos de Machado y, muy especialmente, por sus lectores.

Esta web da cuenta de todo lo que acontece en torno a esa celebración, así como de lo relacionado con el periodo baezano de la vida y obra del poeta de la palabra esencial en el tiempo.


ELOGIO DE ANTONIO MACHADO Y BAEZA EN SU CENTENARIO

ANTONIO CHICHARRO
Coordinador de la Comisión del Centenario del Ayuntamiento de Baeza

El 22 de febrero, día en que se recuerda la muerte de un poeta estrechamente vinculado a Baeza y en que se inaugura la celebración del Centenario de la llegada de Antonio Machado a Baeza, escribo este elogio de un poeta ‒también, paralelamente, de la ciudad que lo acogió en 1912 y que nunca se olvidó de él‒ siguiendo el modelo que nuestro poeta trazara con los dos poemas que dedicó a Miguel de Unamuno y a Juan Ramón Jiménez incluidos en la primera edición de Campos de Castilla, de 1912, un libro por cierto también centenario, en una breve sección final titulada “Elogios” y que continuó, ya en Baeza, con la escritura de un importante número de, por lo general, extensos poemas dedicados, entre otros, a Francisco Giner de los Ríos, José Ortega y Gasset, Rubén Darío, Azorín y Gonzalo de Berceo.

Y cuál es, cabe preguntarse, ese modelo de elogio machadiano y cuál la razón del mismo. Pues bien, como seguramente el lector conoce, Antonio Machado dejó escrito en una de sus cartas a Juan Ramón Jiménez lo siguiente: “Te mando esa composición al libro Castilla de Azorín para que veas la orientación que pienso dar a esa sección. Trato en ella de colocarme en el punto inicial de unas cuantas almas selectas y continuar en mí mismo esos varios impulsos, en una causa común, hacia una mira ideal y lejana. Creo que la conquista del porvenir sólo puede conseguirse por una suma de calidades. De otro modo el número nos ahogará”. Poco comentario y sí mucho seguimiento necesitan estas palabras pues queda claramente vislumbrado el sentido y propósito finales de una sección poética con clara voluntad de erigirse en libro autónomo ‒nuestro poeta llegó a adelantarle al poeta de Palos de Moguer incluso su título nonato: Hombres de España‒, un libro que hubiera contenido unos poemas ejemplares con los que encumbrar a algunos nombres de la mejor cultura española por merecer éstos su recuerdo y emulación con la vista puesta en un superior ideal de vida para España.

Ahora bien, aunque dicho libro no llegó a cuajar como tal, sí quedaron esos poemas formando la sección “Elogios” añadidos junto con otros textos poéticos escritos hasta 1917 en Baeza al cuerpo de la primera edición de sus Poesías Completas (1899-1917). Y, con esos poemas, quedó el modelo de que hablo, un modelo que nos conduce a la búsqueda de almas selectas, que nos hace mirar alto proyectándonos en una causa común, que aborrece del número para buscar la calidad de las personas y que nos incita a nutrir una corriente vital e impetuosa que arrastre lo que de peor pueda tener nuestra cultura y sociedad.

Es muy probable que cuando Antonio Machado escribiera esa carta desde Baeza a su amigo Juan Ramón Jiménez y anduviera espigando nombres modélicos a los que entregarse en su proyecto poético, como ocurre en el caso ejemplar de Francisco Giner de los Ríos, ignorara que él y su obra llegarían a ser ‒y de qué modo‒ muy poco tiempo después altos modelos ellos mismos, espejos en los que mirarse y en los que buscar lo mejor para nuestra causa común que nos aleje de la inercia y nos eleve sobre el suelo.

Pues bien, aquí reside la razón última de que una ciudad entera, Baeza, con su Ayuntamiento al frente y, en él, con el apoyo de todas las fuerzas políticas representadas, se haya decidido a celebrar el centenario de su encuentro con un poeta que la hizo palabra poética y, mediante sus críticas, los modelos esgrimidos y el canto de la belleza de sus campos y gentes sencillas, le indicó un camino a seguir. Y esto explica la importancia que desde el primer momento se le reconoció a la estancia, entre 1912 y 1919, del poeta en la ciudad y las altas consecuencias que su paso por Baeza tuvo no sólo para su poesía sino también para la poesía española y para nuestra cultura entendida en su sentido más ancho. Por eso, cómo no celebrar este Centenario. Por eso, cómo no escribir este elogio de un poeta y señalar con él a quien todavía no lo haya pensado o no lo sepa uno de los más altos valores de nuestra cultura y poesía contemporáneos.


ANTONIO MACHADO Y BAEZA (1912 -2012): BALANCE PROVISIONAL DEL CENTENARIO

ANTONIO CHICHARRO
Coordinador de la Comisión del Centenario del Ayuntamiento de Baeza

El 29 de octubre de 2009 el Ayuntamiento de Baeza creó por acuerdo plenario un Consejo Sectorial, de amplia representación política y ciudadana, con la finalidad de que éste preparara para el año 2012 un programa de actos para la celebración del Centenario de la llegada de Antonio Machado a nuestra ciudad. Ese Consejo o Comisión del Centenario se constituyó el 20 de febrero de 2010, dos años y dos días antes del comienzo efectivo de la celebración que tuvo lugar el pasado 22 de febrero. Desde entonces y hasta hoy, dicha Comisión ha venido trabajando para lograr que Baeza, con su Ayuntamiento al frente, supiera estar a la altura de uno de los más grandes poetas españoles de todos los tiempos, un poeta cuya obra, muy particularmente la escrita durante la etapa de su estancia de siete años en Baeza, bien merecían un reconocimiento que, pasando en primer lugar por nuestra inmediata sociedad baezana, se proyectara al resto de Andalucía y, cómo no, al de España. Pues bien, los miembros de la Comisión asumimos, sin excepción alguna y con tanta responsabilidad como entusiasmo, el encargo que se nos hacía.

En este sentido, los primeros acuerdos no tardaron en llegar. Así, le pusimos nombre propio a nuestra celebración, haciendo hincapié a través del mismo en que no sólo queríamos celebrar la llegada de Antonio Machado a Baeza, por cierto muy importante para él y para su obra, sino también la importancia que tuvo ese encuentro para Baeza misma a corto, medio y largo plazo. Los dos elementos de la relación que comenzara a establecerse a partir del 1 de noviembre de 1912 salieron transformados. De ahí que apostáramos por una palabra para nosotros crucial: Encuentro. De ahí que el nombre nos viniera casi dado: Antonio Machado y Baeza (1912-2012): Cien años de un encuentro. El siguiente acuerdo fue delimitar el tiempo de la celebración. Pensamos que un digno comienzo sería hacerlo coincidir con la celebración de la ya tradicional Semana Machadiana que cada mes de febrero tiene lugar en nuestra ciudad, semana programada en torno al aniversario de la muerte del poeta, el 22 de febrero. De ahí la elección de esa fecha. En cuanto a la fecha de clausura del Centenario, consideramos también que tendría un alto simbolismo programarla para el 1 de noviembre coincidiendo con la fecha oficial exacta del cumplimiento de los primeros cien años de la llegada de Antonio Machado. Siguieron después nuevos acuerdos en relación con la imagen de marca de la celebración ‒el cartel oficial donde queda bien patente ese encuentro entre el poeta y la ciudad y el logo donde se subraya en el simbolismo de la cifra 100 la ‘M’ de Machado, el color de nuestros sillares renacentistas y los arcos de medio punto‒, también en relación con la creación de un website que, en doble tensión, sirviera para recoger las informaciones del Centenario así como todas las relacionadas con Antonio Machado y Baeza, pensada por cierto para durar más allá de este 2012.

Tras estas primeras decisiones, elaboramos un ambicioso programa de actividades y un cronograma para las mismas con el propósito de ir cumpliendo una serie de objetivos marcados, entre los que cabe mencionar los siguientes:

  1. Reconocimiento y celebración del poeta y de su obra y, muy particularmente, de la escrita durante la etapa de su estancia en Baeza, dado que esta estancia había provocado en él uno de los periodos más fecundos y profundos de su actividad literaria y de pensamiento, patrimonio literario de gran importancia en nuestra cultura.
  2. Difusión de la obra del poeta, muy especialmente entre nuevos lectores, y cultivo de su memoria dado que había sido ejemplo y lección como poeta y como ciudadano.
  3. Estudio de Antonio Machado y Andalucía, con atención a su vinculación con Jaén, dado que su llegada a Baeza había supuesto un reencuentro con su tierra de origen y dado que el estudio plural de este aspecto necesitaba de una atención monográfica que tanto hiciera balance de lo allegado como abriera nuevas vías de interpretación y estudio, además de que sirviera para aportar documentos y datos hasta ahora inéditos o desconocidos.
  4. Promoción de Baeza como espacio cultural de excelencia ante visitantes potenciales interesados en el turismo de calidad y de cultura, con la promoción de visitas a unas exposiciones que habrían de hacerse, además de a lugares machadianos de Baeza y de la provincia.
  5. Proyección de Baeza en los medios informativos en su verdadera importancia como espacio cultural, sosteniendo y acreditando la importancia que nuestra ciudad había tenido para la vida y obra de Antonio Machado.

Por otra parte y en relación con las actividades ya desarrolladas o en pleno funcionamiento, sólo me cabe remitir a esta web para que se vea en ella más en concreto su programación, su repercusión informativa, sus imágenes y carteles anunciadores, sus participantes. Por esta razón me limitaré aquí sólo a nombrarlas:

  • 22 de febrero: Acto de inauguración oficial del Centenario y edición de la conferencia impartida por el académico Pedro Cerezo titulada Antonio Machado en Baeza (1912-1919): Del extrañamiento al entrañamiento.
  • Descubrimiento de una placa-relieve del escultor Ramiro Megías dedicada a Antonio Machado en el Instituto Stma. Trinidad.
  • Inauguración en el Ayuntamiento de Baeza de la Exposición temporal sobre “Antonio Machado y Baeza” y publicación de un importante catálogo de la misma, bajo la dirección de José Luis Chicharro.
  • Inauguración en el Archivo Histórico de la Exposición “Baeza en tiempos de Antonio Machado” bajo la dirección de Josefa-Inés Montoro.
  • 25 de febrero: Producción y estreno de la obra teatral Habitación de tres muros bajo la dirección de Jara Martínez Valderas.
  • Celebración entre el 29 de febrero y el 30 de mayo del ciclo de conferencias, mesas redondas, recitales y lecturas poéticas con el que, bajo el título Desde nuestro rincón y dirigido por Antonio Checa, distintos escritores, profesores y lectores baezanos han homenajeado a Antonio Machado.
  • Fallo el 17 de marzo del Concurso de Cortometrajes para Jóvenes Realizadores “Antonio Machado y Baeza”, según el cual resulta ganadora María Dolores López Martínez, de Granada, con el corto Buscando a Leonor.
  • Celebración en Baeza el 21 de marzo pasado del Día Mundial de la Poesía con un “Homenaje Generacional de los Poetas Andaluces a Antonio Machado”.
  • Celebración el 13, 19 y 27 de abril de las Jornadas Diálogo de Literatura y Flamenco con la participación de tres conferenciantes y tres cantaores.
  • Celebración el 20 y 21 de abril de Ninguna voz es la mía. I Encuentro de poesía joven.
  • Publicación y presentación ante el profesorado de las unidades didácticas para primaria y secundaria, respectivamente, ¿Qué hacer con el poeta?, de José Ángel Sevilla Sanz, y Machado: un poeta en Baeza, de Gaspar Sánchez Salas.
  • Concierto el 12 y 13 de mayo de la Banda Sinfónica Ciudad de Baeza Música para Machado.
  • Presentación el 15 de junio de la película oficial del Centenario que, con guión y dirección del cineasta Juanma Bajo Ulloa, lleva por título Camino a Baeza (Antonio Machado 1912-1919).
  • Representación el 1 de julio por la compañía teatral La Tarasca de Antonio Machado: la luz de sus poemas.
  • Publicación y presentación del libro de Antonio Machado, Poemas de Baeza (Antología) (selección e introducción de Antonio Chicharro).

A estas actividades seguirán otras musicales como el Concierto Sinfónico de la Banda de Música de Baeza y el de la Coral Polifónica de Baeza. Además, de una mesa redonda sobre “El poeta Antonio Machado, Baeza y el Premio Internacional de Poesía”, en la que intervendrán los miembros del Jurado; y para clausurar el Centenario se celebrará en la Sede Antonio Machado de la UNIA el 30 y 31 de octubre y 1 de noviembre próximos un Congreso Internacional Conmemorativo dedicado al estudio de Antonio Machado y Andalucía que contará con importantes especialistas en la obra machadiana.

Como resulta lógico pensar, un programa tan completo de celebración no ha podido dejar de recibir la atención de los medios de información ‒escritos, radiofónicos y audiovisuales‒ locales, provinciales, nacionales e incluso internacionales. Esta atención ha sido mediante la dedicación de artículos específicos, páginas monográficas, noticias y entrevistas, programas radiofónicos monográficos y noticias de televisión. De todo ello tiene el lector buena cuenta y enlaces directos en la sección Revista de Prensa, Vídeos y Audios.

Para terminar y después de haber presentado este balance provisional en sus aspectos sobre todo cuantitativos, sólo me resta agradecer a las autoridades y al pueblo de Baeza la iniciativa, sensibilidad, apoyo y respeto que han mostrado para con un poeta que, tras sus años de estancia entre nosotros, se llevó a Baeza en el corazón, dejándonos una Baeza transmutada en poesía. De igual manera y pasados cien años, es Baeza la que ahora lleva en su corazón al poeta Antonio Machado. Por eso, esta Comisión ha trabajado y lo sigue haciendo para estar a la altura del poeta y de la propia ciudad. No podía ser de otro modo.


ANTONIO MACHADO Y BAEZA: HOY SE CUMPLEN CIEN AÑOS DE SU ENCUENTRO

ANTONIO CHICHARRO
Coordinador de la Comisión del Centenario del Ayuntamiento de Baeza

Hoy, 1 de noviembre, se cumplen cien años de la llegada oficial de Antonio Machado a Baeza, tal como lo confirma el acta de su toma de posesión como profesor de Lengua Francesa del Instituto General y Técnico de Baeza. Y esta fecha es la que hemos elegido para culminar la celebración en dicha ciudad de este Centenario que quedó inaugurado el día 22 de febrero pasado. Así, con la clausura hoy mismo del Congreso Internacional sobre Antonio Machado y Andalucía que se viene celebrando durante estos días en la Universidad Internacional de Andalucía en su sede de Baeza y con la de las exposiciones temporales sobre Antonio Machado y Baeza y Baeza en los tiempos de Antonio Machado, ponemos fin a nuestras actividades. Mañana comenzará a correr la cuenta del segundo centenario que, espero y deseo, otros puedan celebrar, lo que será señal de la vigencia de una palabra poética, la palabra esencial en el tiempo de Antonio Machado, y de una ciudad con profundas raíces históricas y rico patrimonio artístico.

El tiempo dirá qué queda del esfuerzo desarrollado por la Comisión del Centenario del Ayuntamiento de Baeza y hasta qué punto se han conseguido alcanzar los objetivos de reconocimiento del poeta y de su obra y, muy particularmente, de la escrita durante la etapa de su estancia en Baeza, patrimonio literario de gran importancia en nuestra cultura; la difusión de la obra del poeta y cultivo de su memoria por ser ejemplo y lección como poeta y como ciudadano; y el estudio de Antonio Machado y Andalucía, con atención a su vinculación con Jaén, dado que su llegada a Baeza había supuesto un reencuentro con su tierra de origen y dado que el estudio plural de este aspecto necesitaba de una atención.

De momento, hemos dejado un rastro de publicaciones que alargarán por indefinido tiempo la memoria de este centenario, además de una web bien nutrida de informaciones y recursos (http://machadoenbaeza.es/). Me refiero, por citar algunas, a la conferencia impartida por Pedro Cerezo titulada Antonio Machado en Baeza (1912-1919): Del extrañamiento al entrañamiento; al Catálogo de la Exposición Temporal Antonio Machado y Baeza (1912-2012). Cien años de un encuentro, en edición de José Luis Chicharro, publicado en Madrid por la Sociedad Estatal de Acción Cultural; a las unidades didácticas para primaria y secundaria, respectivamente, ¿Qué hacer con el poeta?(Sugerencias para una unidad didáctica), por José Ángel Sevilla Sanz, y Machado: Un poeta en Baeza, por Gaspar Sánchez Salas; a la antología de la poesía de Antonio Machado titulada Poemas de Baeza, con selección e introducción mías; además de Ruta machadiana. Propuesta de un viaje literario por la provincia de Jaén, en edición de Filomena Garrido Curiel, y de algunas ediciones facsimilares de periódicos de la época -el número del 5 de agosto de 1915 del semanario reformista baezano Idea Nueva dedicado a Leopoldo de Urquía, con motivo de su muerte, y en el que escribe Machado- y de los documentos relacionados con el poeta conservados en el archivo del Instituto de Baeza. Esperan su turno de publicación las actas del congreso citado.

También hemos dejado para la memoria, además de una obra teatral, Habitación de tres muros, dirigida por Jara Martínez, dos obras artísticas. Se trata de una placa-relieve de Antonio Machado, colocada en la fachada de su instituto, y debida al escultor Ramiro Megías; y de una película de corta duración, Camino a Baeza (Antonio Machado 1912-1919, del cineasta Juanma Bajo Ulloa.

En cualquier caso, estas publicaciones y en definitiva todo lo que hemos hecho en honor de Antonio Machado está bien empleado ante la verdad, bondad y belleza de la obra de un poeta que, tras sus siete años de estancia en la ciudad, se llevó a Baeza en el corazón y la dejó transmutada en poesía. Para siempre.