Archivo | 10 septiembre, 2011

Apuntes para una geografía emotiva de España

10 Sep 2011

Apuntes para una geografía emotiva de España

 

I

¡Torreperogil!

¡Quién fuera una torre, torre del campo

del Guadalquivir!

 

II

Sol en los montes de Baza.

Mágina y su nube negra.

En el Aznaitín afila

su cuchillo la tormenta.

 

III

En Garciez

hay más sed que agua;

en Jimena, más agua que sed.

 

IV

¡Qué bien los nombres ponía

quien puso Sierra Morena

a esta serranía!

 

V

En Alicún se cantaba:

“Si la luna sale,

mejor entre los olivos

que en los espartales.”

 

VI

Y en la sierra de Quesada:

“Vivo en pecado mortal:

no te debiera querer;

por eso te quiero más”

 

VII

Tiene una boca de fuego

Y una cintura de azogue.

Nadie la bese.

Nadie la toque.

Cuando el látigo del viento

Suena en el campo: ¡amapola!

(como llama que se apaga

o beso que no se logra)

su nombre pasa y se olvida.

Por eso nadie la nombra.

Lejos, por los espartales,

más allá de los olivos,

hacia las adelfas

y los tarayes de río,

Con esta luna de la madrugada,

¡amazona gentil del campo frío!…

 

ANTONIO MACHADO

A la manera de Juan de Mairena

 

 

 

VIEJAS CANCIONES

10 Sep 2011

CLXVI

VIEJAS CANCIONES

I

A la hora del rocío,
de la niebla salen
sierra blanca y prado verde.
¡El sol en los encinares!
Hasta borrarse en el cielo,
suben las alondras.
¿Quién puso plumas al campo?
¿Quién hizo alas de tierra loca?
Al viento, sobre la sierra,
tiene el águila dorada
las anchas alas abiertas.
Sobre la picota
donde nace el río,
sobre el lago de turquesa
y los barrancos de verdes pinos;
sobre veinte aldeas,
sobre cien caminos…
Por los senderos del aire,
señora águila,
¿dónde vais a todo vuelo tan de mañana?

II

Ya había un albor de luna
en el cielo azul.
¡La luna en los espartales,
cerca de Alicún!
Redonda sobre el alcor,
y rota en las turbias aguas
del Guadiana menor.

Entre Úbeda y Baeza
‒loma de las dos hermanas;
Baeza, pobre y señora;
Úbeda, reina y gitana‒,
Y en el encinar
¡luna redonda y beata,
siempre conmigo a la par!

III

Cerca de Úbeda la grande,
cuyos cerros nadie verá,
me iba siguiendo la luna
sobre el olivar,
una luna jadeante,
siempre conmigo a la par.

Yo pensaba: ¡bandoleros
de mi tierra!, al caminar
en mi caballo ligero.
¡Alguno conmigo irá!.

Que esta luna me conoce
y, con el miedo, me da
el orgullo de haber sido
alguna vez capitán.

IV

En la sierra de Quesada
hay un águila gigante,
verdosa, negra y dorada,
siempre las alas abiertas.
Es de piedra y no se cansa.

Pasado Puerto Lorente
entre las nubes galopa
el caballo de los montes.
Nunca se cansa: es de roca.

En el hondón del barranco
se ve al jinete caído,
que alza los brazos al cielo.
Los brazos son de granito.

Y allí donde nadie sube
hay una virgen risueña
con un río azul en brazos.
Es la Virgen de la Sierra.

 

ANTONIO MACHADO

 

Nuevas canciones (1924).

PROVERBIOS Y CANTARES

10 Sep 2011

PROVERBIOS Y CANTARES

LXXXVII

 

¡Oh Guadalquivir!
te vi en Cazorla nacer
hoy en Sanlúcar morir.

Un borbollón de agua clara,
debajo de un pino verde,
eras tú, ¡qué bien sonabas!

Como yo, cerca del mar,
río de barro salobre,
¿sueñas con el manantial?

 

ANTONIO MACHADO

 

Nuevas canciones (1924)

LOS SUEÑOS DIALOGADOS

10 Sep 2011

LOS SUEÑOS DIALOGADOS

II

¿Por qué, decidme, hacia los altos llanos,
huye mi corazón de esta ribera,
y en tierra labradora y marinera
suspiro por los yermos castellanos?

Nadie elige su amor. Llevóme un día
mi destino a los grises calvijares
donde ahuyenta al caer la nieve fría
las sombras de los muertos encinares.

De aquel trozo de España, alto y roquero,
hoy traigo a ti, Guadalquivir florido,
una mata del áspero romero.

Mi corazón está donde ha nacido,
no a la vida, al amor, cerca del Duero…
¡El muro blanco y el ciprés erguido!

 

ANTONIO MACHADO

 

Nuevas canciones (1924)