Apuntes para una geografía emotiva de España

10 sep 2011

Apuntes para una geografía emotiva de España

 

I

¡Torreperogil!

¡Quién fuera una torre, torre del campo

del Guadalquivir!

 

II

Sol en los montes de Baza.

Mágina y su nube negra.

En el Aznaitín afila

su cuchillo la tormenta.

 

III

En Garciez

hay más sed que agua;

en Jimena, más agua que sed.

 

IV

¡Qué bien los nombres ponía

quien puso Sierra Morena

a esta serranía!

 

V

En Alicún se cantaba:

“Si la luna sale,

mejor entre los olivos

que en los espartales.”

 

VI

Y en la sierra de Quesada:

“Vivo en pecado mortal:

no te debiera querer;

por eso te quiero más”

 

VII

Tiene una boca de fuego

Y una cintura de azogue.

Nadie la bese.

Nadie la toque.

Cuando el látigo del viento

Suena en el campo: ¡amapola!

(como llama que se apaga

o beso que no se logra)

su nombre pasa y se olvida.

Por eso nadie la nombra.

Lejos, por los espartales,

más allá de los olivos,

hacia las adelfas

y los tarayes de río,

Con esta luna de la madrugada,

¡amazona gentil del campo frío!…

 

ANTONIO MACHADO

A la manera de Juan de Mairena